Entérese de las últimas novedades.

Nos interesa acercarle las últimas noticias inmobiliarias.

Esto es una noticia.

Este informe funcionará como una guía para que los interesados en acceder a un préstamo puedan empezar a consultar sus opciones. Obtener un crédito hipotecario es lidiar con un montón de lenguaje técnico que, en lo posible, intentamos simplificar para ayudarte a entender cómo es el trámite para adquirir, construir, ampliar o terminar tu vivienda.

Por Roxana Feldman (@roxifeld)El 2016 no será, sin dudas, un año más. Luego de doce años y tres Gobiernos, Argentina inició una nueva gestión a nivel Nación. El país vivió una tormenta de especulaciones financieras y modificaciones en la política de mercado. El llamado “sinceramiento” y consecuente reacomodo de precios impactó en todos los productos y servicios.La política de vivienda y específicamente los créditos hipotecarios no fueron la excepción. El sector inmobiliario también fue actor de drásticos aumentos. Varios programas que habían funcionado durante las gestiones anteriores quedaron en vilo, esperando nuevos movimientos.En los primeros días de abril, el presidente Mauricio Macri anunció flamantes (y esperados) créditos hipotecarios en lo que dio por llamar “Unidades de Vivienda (UVI)”. Varios bancos acomodaron sus propuestas en base a este nuevo panorama.Entonces es preciso comenzar explicando qué es un crédito hipotecario. En primera instancia y, aunque obvio, se trata de dinero que el banco entrega a las personas físicas interesadas en comprar una vivienda; ampliar o terminar la que ya poseen o bien construir de cero una en un terreno.Una de las dudas que surgen al inicio del trámite es el desconocimiento de quiénes son los que, efectivamente, pueden ingresar a un crédito hipotecario. En este sentido, hay que saber que pueden ser titulares “los cónyuges, concubinos y novios que aporten ingresos. Para sumar el ingreso en pareja, los titulares deben presentar documentación que acredite el vínculo”.

El Banco Hipotecario enumera una lista de requisitos específicos según la situación laboral del potencial beneficiario. No serán los mismos en caso de trabajadores en relación de dependencia, autónomos, monotributistas o jubilados. A continuación, la precisión de cada caso:

Crédito hipotecario por unidad de vivienda (Uvi)

Concretamente esta línea de financiamiento promovida por el Gobierno de Cambiemos se creó con el fin de “facilitar el acceso a la vivienda”. El nuevo sistema “asegura un valor inicial de cuotas mucho más accesible en comparación con el crédito tradicional a tasa fija”.

Pero, aunque se trata de un intento positivo, el problema con el cual deberá lidiar el ciudadano interesado es el aumento en el costo de vida que influenciará de lleno en su capacidad de ahorro destinado a la hipoteca a la que desea acceder.

La Uvi es una nueva unidad de medida que creó el Banco Central de la Nación Argentina, ahora presidido por Federico Sturzenegger. La novedad del sistema es que la misma “está basada en el costo de la construcción por metro cuadrado y su valor se actualizará diariamente de acuerdo a la variación CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia), basado en el índice de precios al consumidor” medido mensualmente por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El valor de cada UVI será publicado periódicamente por el BCRA en www.bcra.gob.ar, lo que le dará la posibilidad al potencial beneficiario de tantear sus posibilidades y prever situaciones, siendo útil para la toma de decisiones.

El programa que lanzó el Banco Hipotecario

Algunos de los datos que son necesarios conocer a la hora de obtener un Uvi a través del Banco Hipotecario son, por ejemplo, saber que la edad mínima para acceder al crédito es 18 años; la máxima al otorgamiento son 65 años y el límite para cancelar la deuda son 75 años. Mientras que, el/los interesados deberán tener un ingreso mínimo de 4 mil pesos que pueden ir sumados a lo que gane el cónyuge o conviviente.

En tanto los trabajadores en relación de dependencia deben tener por lo menos un año de antigüedad laboral y deberán acreditar haberes en el Banco; en tanto los autónomos al menos 2. Para hacer estimaciones hay que tener en cuenta que el valor de la cuota equivaldrá al 30% del ingreso del potencial acreedor/es.

Hay que saber que el crédito está atado a los aumentos salariales, por lo tanto cuando se realicen negociaciones paritarias y éstos aumenten, lo mismo sucederá con el valor del crédito. Cuando este incremento sume un 10% más del valor total que se venía pagando, el tomador del préstamo podrá pedir, por única vez, que se extienda su plazo de cancelación en un 25%, lo que significa que sumará más cuotas de las previstas inicialmente. Este método, calculan, le dará mayor previsibilidad para actuar.

El monto de crédito para la adquisición y la construcción de la vivienda podrá ser de hasta 2.000.000 de pesos, mientras que para la ampliación o la terminación será de hasta 1.000.000 de pesos en un máximo que en todos los casos será de hasta 180 meses, es decir, 15 años. El seguro de incendio y de vida serán bonificados. La tasa será del 4,90% y de carácter fijo nominal anual. Esta tasa “determina el costo de un crédito o la rentabilidad de un ahorro”.

La alternativa del Banco Nación

En consonancia a los anuncios del gobierno de Cambiemos, el Banco Nación, dirigido ahora por Carlos Melconian, también lanzó un nuevo crédito para alcanzar el tan anhelado sueño del hogar propio.

El programa se llama “Nación, tu casa”. En este caso la entidad otorgará préstamos de hasta $2,5 millones (cuyo valor se actualizará trimestralmente), y servirá para financiar hasta el 80% del inmueble seleccionado, según publicó el diario La Nación. En este caso la tasa fija será del 14% por 3 años. Pasado este tramo, será variable, es decir que podrá ajustarse en base a algún patrón determinado por la entidad bancaria. El plazo será de hasta 20 años.

Al igual que la UVI del Banco Hipotecario la relación cuota-ingreso será del 30% y se podrán sumar parientes para facilitar el acceso. En tanto el aumento de la cuota que se produzca cada año “no podrá exceder el aumento de los salarios, determinado a partir del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) -que se calcula cada agosto tras las negociaciones paritarias-”.

«De esta forma, las cuotas se mantienen fijas por un año, cuando vuelven a recalcularse, siempre con el tope en el aumento salarial de un año antes», informó el Nación cuando lanzó el programa.

«Se prevé así acercarse al 25% de la demanda insatisfecha de viviendas para la clase media, lo que representa unos 21.000 créditos durante el primer año», agregaron desde la entidad. En tanto, los inquilinos esperan que el cambio prometido para el segundo semestre sea el guiño para dar luz verde a los primeros movimientos que le permitirán, si todo se alinea, comenzar las primeras diligencias para acceder a un hogar propio.

Lo preocupante es que revertir la situación no será sencillo. Según datos oficiales del año 2012 en Argentina había 13.600.000 personas que no tenían casa propia. Esta cifra habrá ascendido naturalmente en los últimos años y, en tanto se mantenga la especulación económica, el panorama no sufrirá grandes modificaciones.

Direcciones, teléfonos y horarios de atención:

El Banco Hipotecario de la Ciudad de Corrientes queda en 25 de mayo 998. El horario de atención es de lunes a viernes de 7 a 11.30. El télefono es: 0-810-222-2472.

Nuevos créditos hipotecarios: simulador de cuotas, según tus ingresos

LA NACION elaboró una calculadora que permite saber cuánto pagarás el primer mes de acuerdo al monto del crédito solicitado; la herramienta se actualizará mensualmente para permitir calcular cómo va influyendo la inflación

SEGUIR

Silvia Stang,

LA NACION

VIERNES 15 DE ABRIL DE 2016 • 12:20

¿A qué monto se podrá acceder con los nuevos créditos hipotecarios ajustables por inflación? ¿Qué ingreso mensual es necesario tener para llegar al capital que permita pagar, junto a un ahorro acumulado, la casa o el departamento que está en la mira de la familia?

Para ofrecer una orientación sobre el tema, LA NACION pone a disposición un simulador que permite saber, ingresando el capital requerido, el monto de ingresos familiares (netos de aportes a la seguridad social) y el plazo del préstamo (entre 10 y 20 años), de cuánto sería la primera cuota a pagar. El capital del préstamo pretendido puede ingresarse en pesos, en dólares o en UVis. Como opción, se puede ir también a la ruedita que dice «Ajustes» y modificar otras condiciones del préstamo cuyos valores ya están predeterminados en el simulador. ¿Cuáles son? La cotización del dólar (en caso de haberse ingresado un valor de capital en dólares, esto podría modificarse para conocer qué ocurriría con un préstamo si se lo toma en un momento futuro, y suponiendo una cotización diferente de la divisa); el valor de la UVI (para suponer escenarios de inflación futura si se busca conocer qué crédito podría obtenerse dentro de unos meses, aunque en este caso también habría que considerar que los ingresos no serían los actuales sino mayores), y la tasa de interés (que es fijada por los bancos y en cuyo caso se preestableció un 5% ya que, según lo anunciado, será el promedio del mercado).

Los nuevos préstamos, cuyos lineamientos anunció días atrás el Banco Central, estarán nominados en UVIs y, por lo tanto, cada cuota será una determinada cantidad de estas unidades de medida. Esa cantidad de UVIs será la misma a lo largo del préstamo. Lo que variará será el valor de cada UVI y, por lo tanto, también cambiará mes a mes el monto en pesos. A continuación, algunos conceptos básicos para entender el sistema y los resultados que arroja el simulador: ¿Qué es la UVI?

La sigla significa Unidad de Vivienda y es una unidad de medida creada por el Banco Central. Su punto de partida ($ 14,053 al 31 de marzo pasado) representa la milésima parte del valor de construir un metro cuadrado (según un índice promedio de varias ciudades del país). Para el 15 de abril el valor informado por el BCRA es de $ 14,23. ¿Cómo evoluciona el valor de la UVI? Irá cambiando según la variación del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que, a su vez, se ajusta por inflación. La UVI tendrá un valor cada día, de forma tal que, al momento de acceder al crédito, se fijará una cantidad de UVIs de acuerdo con la cotización del momento. ¿Y qué índice de inflación se usa? Como por ahora el Indec no presentó su nuevo Índice de Precios al Consumidor (IPC), algo que está previsto para el 15 de junio, el CER se actualiza hoy utilizando el índice de inflación que informa o bien la ciudad de Buenos Aires, o bien la provincia de San Luis. ¿A qué monto máximo puedo acceder? Eso depende de cada banco. Hasta ahora, los anuncios hablan de topes de entre 1 y 2 millones de pesos, dependiendo de la entidad. ¿Cuál es la tasa de interés? También es decisión de cada banco; se sabe que en promedio rondará el 5% y que se moverá entre el 4 y el 7% anual. ¿Qué porcentaje del ingreso puede representar la primera cuota? Los bancos fijan un límite máximo, que suele ser de 30% del ingreso neto. Si los resultados del simulador muestran una relación superior a ese porcentaje, el crédito no será otorgado; al menos, no por el valor de capital que se ingresó. ¿Y qué pasa si, durante la vigencia del crédito, se aleja la relación entre la cuota y el salario? El sistema presume que la evolución de los ingresos acompañará de manera no lejana a la de los precios. De todas formas, se establece una condición: se en algún mes la suba de la cuota supera en un 10% lo que habría sido el aumento en caso de considerarse -en lugar del CER- el Coeficiente de Variación Salarial (CVS), entonces el banco deberá ofrecer al cliente la opción de prolongar en hasta un 25% el plazo del crédito. ¿Pueden sumarse los ingresos familiares? Sí, es posible. Del valor de la propiedad, ¿cuánto se puede financiar? Nuevamente, depende de cada banco. Es usual que se establezca que sea entre 70 y 75 por ciento.

En esta nota:

Cómo son los nuevos créditos hipotecarios del Banco Nación atados al nivel de ingreso

Ofrecen una tasa fija anual del 14% durante los primeros tres años; las diferencias con los préstamos del Banco Central que ajustan por inflación

LUNES 16 DE MAYO DE 2016 • 16:22
273362

El Banco Nación no se sumó a los créditos lanzados por el Banco Central (BCRA) ya que mantendrá su propia línea de préstamos hipotecarios. La diferencia principal entre ambos es que contempla una cuota fija durante los primeros tres años y que luego se ajustará de acuerdo al índice de coeficiente de variación salarial del Indec, que es el promedio de las paritarias.

Según informó la entidad, la iniciativa busca hacer los créditos más accesibles a la clase media y parejas de jóvenes para que puedan a acceder a su primera vivienda. Se trata de una relanzamiento de una línea actual.

El presidente del Banco Nación, Carlos Melconian , precisó que los nuevos créditos permitirán financiar hasta el 80% del costo de una vivienda única de hasta 2,5 millones de pesos, a una tasa fija de 14% en los primeros tres años y 20 años de plazo. «La cuota no puede ser más que el 30 por ciento de lo que uno gana, para pagar una cuota de 10 mil pesos y llevarse un millón, el beneficiario tiene que ganar 36 mil. Vamos a permitir que haya copropietarios y codeudores, por ejemplo si compra un hijo puede sumar lo que gana el padre», señaló el funcionario en diálogo con radio Continental.

Melconian explicó el respaldo financiero porque «hay gente que ha trabajado toda una vida para tener una casa, cosa que otros países han superado», y estimó que el crédito masivo llegará cuando baje la inflación.

Los principales puntos

1)»Nación tu casa» (la nueva línea de créditos hipotecarios) se lanzará el mes próximo. La tasa inicial es del 14%», luego, las cuotas se recalcularán una vez al año, considerando la Tasa de Referencia para la Vivienda del Banco Nación. El plan prevé que el aumento de la cuota que se produzca cada año no podrá exceder el incremento de salarios que es determinado a partir del Coeficiente de Variación Salarial (CVS), que se calcula en el mes de agosto, luego de concluidas las negociaciones paritarias.

2)Se permitirá a los titulares o cotitulares- para el caso de matrimonios o convivientes- incluir a padres, hijos, y hermanos como codeudores, de manera de poder incrementar el ingreso familiar y tener una mejor calificación para acceder al préstamo. 3)Los créditos podrán ser destinados a la adquisición de una vivienda única, familiar. Además no se permitirá la renta del inmueble a lo largo de la vida del préstamo. 4)Cuota y plazo. El crédito es a 20 años. Para acceder a un crédito de $ 800.000, el Banco Nación requerirá ingresos familiares de $ 36.358 por mes. La cuota mensual rondará los $ 10.000.

Diferencias con los préstamos del Banco central

Los créditos lanzados por el BCRA ofrecen una cuota inicial más baja, pero ajustan por inflación. El mayor peligro para el usuario es que la inflación suba abruptamente y dispare el precio de las UVI. Por eso, los bancos estarán obligados a ofrecer extensiones del plazo del crédito siempre que el CER suba 10% más que el coeficiente de variación salarial. Con la nueva modalidad, el valor inicial de las cuotas es mucho más accesible «porque la tasa de interés de estos créditos tiene implícita una tasa de inflación alta durante todo el período, mientras que esta autoridad monetaria está abocada a que la inflación baje fuertemente en los próximos años».